MEMORIAS DEL SUBDESARROLLO

  • Galas

Tomás Gutíerrez Alea / 1968 / Español con subtítulos en Inglés / 96

  • Dirección: 

    Tomás Gutíerrez Alea

  • Producción: 

    Miguel Mendoza

  • Guión: 

    Tomás Gutiérrez Alea, Edmundo Desnoes; basada en la novela homónima de Edmundo Desnoes

  • Cinematógrafo: 

    Ramón J. Suárez

  • Reparto: 

    Sergio Corrieri, Daisy Granados, Omar Valdés, Eslinda Núñez, René de la Cruz

PROYECCIONES

  • Mar 4 - 21:30 Plaza de la Proclamación

  • Mar 5 - 18:40 Cine Colombia (Plaza Bocagrande) 4

  • Mar 6 - 15:30 Cine Colombia (Plaza Bocagrande) 3

SINOPSIS

A medio siglo de su estreno, Memorias del subdesarrollo sigue mereciendo su sitio como una de las obras maestras del cine latinoamericano. Película moderna y autoconsciente, Memorias es un collage, una mezcla vanguardista de materiales heterogéneos en torno a un drama político y existencial: fragmentos de noticieros, fotografías documentales y titulares de periódicos, coexisten con la ficción introspectiva de Sergio Carmona, un burgués aislado emocional y socialmente de la sociedad cubana en los primeros años del proceso revolucionario. En la película, el Caribe del pensamiento reflexivo, encarnado en los comentarios cínicos de Sergio y sus visitas a librerías, galerías de arte y al coloquio sobre “Literatura y Subdesarrollo”, se contrapone al Caribe de la espontaneidad, que en la escena inicial de la fiesta multitudinaria y el crimen que no la interrumpe encuentra su epítome. Ese choque entre visiones del Caribe encuentra en el subdesarrollo su vínculo, obsesión de la película y su personaje. Sergio ve en la sociedad cubana esos vicios del pasado que la Revolución no ha podido cambiar, esa “incapacidad de acumular experiencias y desarrollarse” que, como en un espejo, se reflejan en él mismo. Como una profecía macabra, Memorias es la ilustración de una condición, el subdesarrollo, que hoy parece haberse normalizado.

CONTACTO Y MATERIAL DE PRENSA

DIRECTOR

Tomás Gutíerrez Alea

Tomás Gutíerrez Alea

Apodado Titón, fue fundador, junto a otros colegas, del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos-ICAIC. El director más importante del cine cubano, filmó más de 15 películas, entre documentales y ficciones; Muerte de un burócrata (1966), Memorias del subdesarrollo (1968) y Fresa y chocolate (1993), nominada al Óscar a mejor película extranjera, se cuentan entre sus obras destacadas.

Galas