Retrospectivas que recuerdan a Gabo

En la edición 55 dos retrospectivas apuestan por la memoria… Gabo: Las películas de mi vida y 5+5 FICCI

José Arcadio Buendía, uno de los personajes inolvidables de García Márquez, marcó cada objeto de Macondo durante la peste del olvido para recordar qué significaban y para qué servían. Nosotros también, desde la próxima edición del festival, cuando celebraremos sus 55 años, remarcaremos la importancia de la memoria para recordar lo que nos hace parte de una cultura con un sentido homenaje a la pasión de Gabo por el cine junto con la selecta retrospectiva 5+5 FICCI.
Memoria de mis películas preferidas
El premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, paradójicamente nunca estudió literatura pero sí cine, y lo hizo en la que en su momento era considerada una de las mejores, el Centro Sperimentale di Cinematografia de Roma. Su deseo era convertirse en director y aunque no se dedicó a ello, escribió varios guiones, se convirtió en uno de los columnistas de cine más leídos en Colombia y el resto del continente y, vio su inicial interés hecho realidad y multiplicado en los cientos de jóvenes que han pasado por la Escuela de Cine de San Antonio de los Baños en Cuba, de la cual fue uno de sus principales gestores, aparte de las veinte adaptaciones cinematográficas basadas en su obra, hechas en todo el mundo.
El FICCI 55 rinde un sentido homenaje a quien fuera uno de sus amigos más cercanos, uno de sus grandes impulsores, permanente visitante y respaldo de todas las actividades del festival con la retrospectiva "Gabo: Las películas de mi vida" las que lo marcaron entre 1948 y 1981, que sin duda influenciaron su obra literaria, con las que compartió conceptos tanto narrativos como estéticos y que aparecen citadas en sus biografías, entrevistas, columnas y artículos periodísticos. Una oportunidad para los jóvenes de conocer y de reconocer para quienes ya las vieron, el por qué fueron sus favoritas: El ladrón de bicicletas de Vittorio De Sica (Italia, 1948), Rashomon de Akira Kurosawa (Japón, 1950), 2001, Odisea del espacio de Stanley Kubrick (EE.UU., Reino Unido, 1968), El General de La Rovere de Roberto Rossellini (Italia, Francia, 1959), Manos peligrosas de Samuel Fuller (EE.UU., 1953), Una historia inmortalde Orson Welles (Francia, 1968), El hombre en la Torre Eiffel de Burgess Meredith (EE.UU., Francia, 1949), Jules et Jim de Francois Truffaut (Francia, 1962), Barbarroja de Akira Kurosawa (Japón, 1965) y Jennie de William Dieterle (EE.UU., 1948).
Historias que hicieron historia: 5+5 FICCI
Son 55 festivales hechos en Cartagena durante cincuenta y cinco años, con cientos de películas que han participado y dejado huella. Títulos inolvidables que en su momento rompieron los moldes de las estructuras clásicas, creadas y pensadas desde nuestro contexto iberoamericano con toda la fuerza aun cuando los presupuestos, la técnica y las estructuras eran mínimos. "5+5 FICCI" busca traer al presente historias que hicieron historia en nuestra cinematografía y que para muchos resultan totalmente desconocidas.
En esta retrospectiva veremos algunas de las películas más emblemáticas que han participado con un amplio espectro de países y años. El pez que fuma de Román Chalbaud (Venezuela, 1977), El lugar sin límites de Arturo Ripstein (México, 1978), Tiempo de revancha de Adolfo Aristarían (Argentina, 1981),Lavoura Arcaica de Luiz Fernando Carvalho (Brasil, 2001), La luna en el espejo de Silvio Caiozzi (Chile, 1990), El crimen de Cuenca de Pilar Miro (España, 1980), Bye Bye Brasil de Carlos Diegues (Brasil, 1980),Cabeza de vaca de Nicolás Echavarría (México, 1991), Retrato de Teresa de Pastor Vega (Cuba, 1979) y La ciudad y los perros de Francisco Lombardi (Perú, 1985).