Raymond Depardon

Raymond Depardon

La obra de Raymond Depardon examina, con independencia, curiosidad y compasión, el funcionamiento de la sociedad y de los individuos dentro de ella. Depardon proviene de esa tradición de fotógrafos que desde mediados del siglo pasado le dio un nuevo sentido al trabajo periodístico y al encuentro con el otro. Un otro hacia el que había que ir, para encontrarlo en sus propias condiciones y formas de vida. Viajero incansable, desde muy temprano en su carrera empezó a combinar el cine con la fotografía, definiendo para cada medio una forma de mirar propia e intransferible. En sus primeros cortometrajes, realizados al mismo tiempo que sus reportajes fotográficos, ya muestra la tensión entre imagen fija e imagen en movimiento. Depardon sabe que el cine en general, pero en especial el cine documental, exige posiciones éticas, pues la cámara no es un testigo imparcial de lo que filma. Los sujetos filmados, a su vez, inventan un cuerpo y un personaje para la cámara. Esa conciencia del medio es parte del extraordinario interés de sus películas.